domingo, 4 de julio de 2010

REFRANERO MARINERO

El que veló, sondó, y desconfió, jamás se perdió.