miércoles, 1 de octubre de 2003

KIRSTEN BECH

A las cuatro y media de la madrugada del sábado 17 de junio de 1972 embarrancaba en la escollera exterior de la dársena pesquera del puerto de Santa Cruz de Tenerife, el carguero danés "KIRSTEN BECH".
El buque había salido de Génova con carga general para las Islas y, después de descargar unas 500 toneladas de mercancías en Las Palmas, partió sobre las once de la noche del viernes del puerto de La Luz rumbo a Santa Cruz de Tenerife, donde tenía previsto su atraque en el Muelle de Rivera sobre las siete de la mañana del día siguiente, para descargar unas 280 toneladas de carga general entre las que se encontraban varias carretillas y cuatro camiones.


Este incomprensible accidente hace suponer que en el puente del barco no se encontraba ningún tripulante (despierto) en el momento de la colisión y, que el buque navegaba con el piloto automático, ya que, la señalización y el alumbrado ordinario bien visibles de la dársena pesquera señalan su ubicación. Por otra parte, el carguero danés tuvo mucha de suerte de no encontrarse en su trayectoría hasta el embarrancamiento con algún buque fondeado en el antepuerto, puesto que, en esa zona es muy frecuente la presencia de petroleros.

A las seis de la tarde del sábado aprovechando la pleamar, el "Kirsten Bech" fue puesto a flote utilizando su máquina y ayudado por el remolcador "PUNTA ANAGA". Una vez en la bocana del puerto, se le efectuaron los primeros reconocimientos del casco, tanto interior como exterior, para evaluar los daños producidos por el accidente. Los técnicos revisaban el interior del casco, donde comprobaron que había entrado poca agua y, ésta se encontraba en los compartimentos estancos, no afectando a la carga. Por otro lado, un equipo de buzos, inspeccionaba el exterior del casco encontrándose con algunas grietas que creyeron oportuno los técnicos reparar. Gracias al refuerzo del casco, sobre todo en su proa, típico de los buques construidos en escandinavia para navegar por el Báltico, salvaron al barco de averías más importantes.

Poco después, el "Kirsten Bech" entraba en la dársena comercial atracando en la segunda alineación del muelle Rivera para descargar las 280 toneladas de mercancías que traía para esta isla.

Ese mismo día por la noche llegaba a la Isla un inspector de la compañía de Seguros para evaluar los daños e inspeccionar el casco del carguero danés.

El martes dia 20 por la mañana el "Kirsten Bech" entraba en los varaderos de NUVASA para reparar los daños causados por el embarrancamiento y, en ese mismo día llegaban a Santa Cruz de Tenerife los sustitutos del capitán y del primer oficial del "kirsten Bech" para hacerse cargo del buque. El cambio de los dos tripulantes confirma la tesis anteriormente expuesta en esta página sobre las causas del accidente.

El "Kirsten Bech" fue construuido en 1971 por los astilleros daneses Sonderborgs Skibsv., Sonderborg (nº 74), para Wilh. Christian Bech (Bech Line), Kobenhavn. Matriculado en Horsens.


Características:
Eslora total 70,4 metros
Manga 13,1 metros
Calado 3,6 metros
Registro neto 354 toneladas
Registro bruto 499 toneladas
Peso muerto 1.365 toneladas
Propulsión 1 M Alpha-Diesel A/S 10V23-HU 1.220 caballos
Velocidad 12 nudos
Containers 112 TEU





© escobén