sábado, 1 de febrero de 2003

The Topaz

Desde el pasado 1º de noviembre de 2001 y hasta el 11 de abril del proximo año, visitara cada viernes el puerto de Santa Cruz de Tenerife el trasatlántico panameño “The Topaz”.
Fiel a su cita anual con Canarias, el veterano “liner”  “The Topaz” fletado por la naviera    Kyma Ship Management, hará escala en Tenerife cada viernes a las ocho de la mañana, para desembarcar y embarcar más de 700 turistas británicos, que desde aquí regresarán por avión a su lugar de origen. Esta operación, cada vez más frecuente en nuestro puerto, se repetirá cada viernes hasta el próximo mes de Abril.

El “The Topaz” no es otro que el conocido “Empress of  Britain” que bajo la contraseña de la Canadian Pacific, hizo escala en Tenerife durante varios años hasta 1963, también en crucero de turismo.  

Este veterano trasatlántico fue botado el 22 de Junio de 1955 en los astillero Fairfield Shipbuilding & Engineering Company Limited de Glasgow, Escocia, con el nombre “Empress of Britain” luciendo en su popa y amuras. Era la construcción  nº 731 de dichos astilleros.

Fue encargado por la Canadian Pacific Steamships Limited de Londres, que también controlaba una línea aérea, un ferrocarril y una línea de transbordadores en Canadá, además de una importante flota de barcos de pasaje, cargueros y petroleros. De 25.516 toneladas de registro, tiene una eslora de 195,10 metros, una manga de 26 metros y un calado de 8,30 metros. Durante las pruebas de mar superó los 20 nudos de media con dos motores Pametrada a turbinas de 30.000 caballos de potencia. Originalmente tenía capacidad para 160 pasajeros en primera clase, 894 en clase turística y su tripulación la formaban 464 personas.

Los días 9 y 10 de Marzo de  1956 efectuó las pruebas de navegación a entera satisfacción de sus armadores y el 20 de Abril del mismo año hizo su primer viaje regular entre Liverpool y Montreal. Previamente había realizado dos breves  cruceros de turismo para invitados de la Canadian Pacific. 

Cuando los viajes regulares en avión empezaron a quitar pasajeros a los viajes en barcos de línea, el “Empress of Britain”  hizo varios cruceros a Tenerife entre 1961 y 1963 junto con sus compañeros de flota “Empress of England” y “Empress of Canada”. Este último también vino a la isla con el nombre de “Apollon” y bandera griega. En Febrero de 1964 fue vendido a la Greek Line de Andros y rebautizado “Queen Anna Maria”. Desde el 18 de Noviembre de 1964 al 6 de Marzo de 1965 fue reformado en lo astilleros Mariotti de Génova. El 24 de Marzo de 1965 llevó a cabo su primer viaje regular con salidas desde El Pireo y Haifa hacia Neva York, hasta que en Enero de 1975 fue amarrado en  El Pireo.

En Diciembre de ese año fue adquirido por la Carnival Cruise Lines Inc. de Miami, que lo rebautizó  “Carnivale”. En Febrero de 1976 realizó su primer crucero por el Caribe por cuenta de sus nuevos propietarios. Su nuevo arqueo se fijó en 18.952 toneladas y el número de pasajeros se redujo a 741 plazas en clase única. 

Durante 19 años prestó servicios para el Grupo Carnival , convirtiéndose en el barco más popular que llevaba a cabo cruceros por el Caribe con salidas desde Miami. Navegó junto con el también veterano “Mardi Gras”, que fue también  su compañero de flota en la Canadian Pacifc como “Empress of Canada”. Sus peripecias no habían acabado todavía y en 1995 lo adquirió un consorcio  que quería desarrollar los viajes de placer por mar  para la clase media española, y con el nuevo nombre de “Fiestamarina” efectuó algunos viajes desde Barcelona. Los resultados no fueron todo lo bien que se esperaba y esta vez fue adquirido por el armador griego Epirotiki Lines que lo tuvo en servicio en el Mediterráneo oriental bajo el nombre de “Olympic 4”, hasta que finalmente lo compró el grupo británico Tompson Shipping Lines  que, una vez más, lo fletó al operador turístico británico Airtours plc, y bajo el nombre de “The Topaz” nos visita semanalmente todos los viernes durante la temporada turística.

Estos cruceros semanales se inician y terminas en Tenerife donde se efectúa el cambio completo de los pasajeros que serán sustituidos por otra expedición que se desplaza por avión a nuestra isla desde Gran Bretaña. A las nueve de la noche de cada viernes, el “The Topaz” se dirige hacia Lanzarote, Agadir, Madeira, La Palma, Gran Canaria y de nuevo regreso a Tenerife para volver a iniciar otro viaje similar.

El pasado año cambió sus colores por el actual azul pálido que decora su chimenea y el casco desde la cubierta 3 hasta la línea de flotación. Su silueta se ha convertido en familiar en nuestro puerto, aunque poca gente sabe que bajo sus múltiples capas de pintura, se esconde el viejo “Empress of Britain” uno de los tres últimos trasatlánticos de la Canadian Pacific británica.  

© José Luis Torregrosa